Los campos morfogenéticos o campos mórficos del biólogo Rupert Sheldrake remiten a que, biológicamente, todo esté informado del pasado. Un campo morfogenético es un campo de memoria, en el que todas las especies vivientes se mueven. Este campo es una fuerza poderosa pero intangible, sólo comprobable (hasta ahora) por sus efectos. Bert Hellinger ha estudiado y aplicado la idea de los campos mórficos para comprender cómo funcionan las familias a nivel transgeneracional.