Tomar a los padres es un proceso básico en las constelaciones familiares, que suscita también muchas preguntas. Pero ¿qué quiere decir tomar a los padres? No se trata de un manual racional de instrucciones sobre cómo deberían ser las relaciones entre padres e hijos, ni tampoco estamos hablando de “recetas” para la felicidad. Compartimos qué es tomar a los padres, y qué no es tomar a los padres

¿Qué significa tomar a los padres en constelaciones familiares?

Probablemente el significado de tomar a los padres esté resumido en la Oración al Amanecer de la Vida, de Bert Hellinger.

Tomando las palabras de Bert Hellinger, lo esencial de los padres, viene a través del engendramiento y del parto (así llegamos a la vida), todo lo demás es añadido… Hay padres que añaden mucho, y hay padres que no dan más allá del engendramiento y parto, que abandonan a sus hijos o que abusan de ellos. Para ambos casos es lo mismo:

“Tomar a los padres” quiere decir que, a pesar de nuestros anhelos, como hijos no debemos tomar ni la culpa, ni sus consecuencias, ni una enfermedad, ni un destino, ni una pérdida, ni una obligación o una injusticia sufrida, ni tampoco los logros o méritos de nuestros padres.  Los hijos pueden aprovechar la fuerza de los méritos de sus antepasados, sólo con respeto y haciendo fluir la energía hacia delante, es decir, siendo creativos con lo recibido. (Bert Hellinger)

Los padres dan y los hijos toman, fundamentalmente LA VIDA, y en segunda instancia, los cuidados.

Tomar al padre o la madre es un proceso curativo y no tiene nada que ver con las características de éstos, tiene que ver con reconciliarnos con la vida. Los padres dan lo que son, y los hijos no pueden añadir, suprimir, ni rechazar nada. Los padres dan a los hijos aquello que ellos tomaron de la vida de sus padres, y también aquello que como pareja tomaron el uno del otro.

Qué ES tomar a los padres:

  • Tomar a los padres significa reconocer nuestros orígenes y abrirnos a una energía. Es un proceso del alma, que se vive a también en el cuerpo como una liberación, una sensación de ligereza y de sentirse en paz, que puedes sentirla a nivel del corazón.
  • Tomar a los padres es tomar la fuerza desde las raíces, para ir hacia delante, hacia tu vida, hacerte cargo de ti mismo/a como SER creativo.
  • Tomar a tus padres, es tomar a la vida, a tu vida, para luego materializar ese acto, en algo bueno para ti y para otras personas.
  • Tomar a los padres es un regalo que nos podemos hacer a nosotros mismos, para nuestro gozo y para prolongar todo lo bueno que vamos logrando en la vida (gracias Ernesto Ramos por estas palabras), y asumir con más fuerza aquello que nos duele, aquello que no podemos cambiar, aquello que la vida nos negó.
  • Tomar a los padres es asumir que ellos están dentro tuyo, y reconciliarte con tu energía interna femenina y masculina.

Qué NO ES tomar a los padres:

  • Tomar a los padres no quiere decir que en la vida cotidiana tengas que “sonreír” ante algo de tu padre o de tu madre que te resulta tóxico…
  • Tomar a los padres no es someterse a sus designios.
  • Tomar a los padres no es un acto de magia.
  • No es un acto que sirva si lo haces pensando en que así tendrás éxito y dinero

 

Comentarios

Comentarios